Qué es la Terapia Neural

¿Qué es la Terapia Neural?

La Terapia Neural es una herramienta muy eficaz y económica de la medicina alternativa la cual consiste en una infiltración de anestésicos en sitios específicos del cuerpo, con el propósito de equilibrar y optimizar la regulación biocibernética del sistema nervioso autónomo, normalizando, como consecuencia, el funcionamiento integral del organismo y restableciendo la capacidad del organismo para hacer frente a agentes infecciosos y sustancias nocivas. Esta técnica incluye los puntos de Acupuntura, además de otros lugares especiales. También se aplica el anestésico en la zona en que se tenga un dolor, por el simple efecto de analgesia.

Un poco de historia…

En 1925, los médicos alemanes Ferdinand y Walter Huneke, descubrieron por casualidad que un dolor de cabeza (que sufría una de sus hermanas), y el cual era resistente a otros tratamientos, iba desapareciendo a medida que se le aplicaba, en porciones mínimas, anestesia inyectada, a pesar de que este efecto del producto no era farmacológicamente reconocido.
Y como sucede en muchos accidentes que han llevado a grandes descubrimientos, a partir de entonces dichos especialistas se dieron a la labor de profundizar en su hallazgo durante muchas décadas, llegando a concluir sus estudios y análisis en método de Medicina natural de gran valor y que actualmente madura en la medicina natural: la terapia neural.

El Dr. Martín Esteban Hernández Villanueva, explica: “podemos definir a la terapia neural como una técnica en la que aplicamos inyecciones de anestésicos locales (los que se emplean en una zona determinada del cuerpo para adormecer, reducir dolor o hacer una curación o sutura), y con ello se desencadena la generación de un impulso eléctrico diminuto (de 290 milivoltios) que hace que aquellas células que no trabajan correctamente renueven su capacidad”.

Numerosas aplicaciones

Con esta alternativa se pueden tratar varios padecimientos como:

• Dolores de cabeza
• Dolor en ojos u oídos
• Molestias en la espalda
• Desórdenes de la tiroides
• Enfermedades pulmonares
• Problemas digestivos como gastritis (erosión de la pared del estómago)
• Colitis (inflamación del colon)
• Padecimientos musculares
• Alteraciones del ciclo menstrual y afecciones articulares.

Como toda buena terapia natural, esta alternativa va por lo general acompañada con una dieta depurativa, con la finalidad eliminar toxinas, pues un organismo limpio y bien nutrido es indispensable para la recuperación de cualquier enfermedad.

Aquí un alista de los alimentos que debieran eliminarse o evitar al máximo durante esta terapia:

• El azúcar blanca y sus derivados (refrescos, pasteles, galletas, dulces, productos enlatados): el azúcar blanca es sumamente irritante del sistema nervioso, es la causante de un sinnúmero de padecimientos debido a la acción degenerativa que provoca en el organismo.
• Los embutidos: jamón, salchichas, chorizo, tocino, chicharrón, manteca, carnitas e incluso embutidos de pavo y tamales (que contienen manteca de cerdo).
• Las bebidas irritantes como el café, el chocolate, el alcohol, etcétera.

Por otro lado, hay que aumentar el consumo de alimentos frescos como los siguientes:

• Todas las verduras deben ser incluidas de forma variada. Los zumos de verduras son muy benéficos, pero hay que considerar, para usarlos de forma medicinal,  no mezclarlos con otros alimentos, y beberlos a sorbos pequeños, un litro cada día. Haz que beberlos de preferencia en la tarde y procurar mezclar de dos a tres verduras, considerando a la zanahoria al menos tres veces a la semana.
• Las frutas son también muy benéficas para depurar el organismo, en especial las cítricas. SI te decides a tomar esta terapia, procura beber un vaso de zumo de alguna fruta cítrica en ayunas. Algunas frutas cítricas son: limón, guayaba, piña, ciruela, etcétera.
• Consume cereales integrales como el arroz, avena, trigo, cebada, espelta, etcétera. Evita a toda costa los productos refinados (el pan blanco, por ejemplo) que en realidad no nutren y solo desmineralizan el cuerpo.
• El yogurt, el jocoque y los búlgaros son excelentes depurativos.
• Y no olvides los germinados, los cuales contienen gran cantidad de enzimas, antioxidantes y clorofila, ayudan a restablecer minerales.

Terapia neural, cáncer y SIDA

La terapia neural ayuda a pacientes con cáncer y en el caso de personas con sida, o aquellas que tienen problemas de inmunidad. Sin embargo, es necesario tener mucha precaución en la aplicación de las inyecciones, pues podría generarse una infección local.

Quienes no pueden tomar esta terapia

La aplicación de anestésicos no es recomendable para quienes padecen de problemas del corazón, como bradicardia severa o bloqueo aurícula ventricular. Tampoco se recomienda para personas que usan cortisona o en pacientes que reciben quimioterapia, la cual se aplica en algunos tipos de cáncer o tumores.

Pues aquí te dejamos otra alternativa más para que puedas decidir y valorar nuevas formas de curación.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>