Los buscadores

A partir de la década de los años 60 del siglo XX, es muy notorio que muchas de las personas que vivimos en la parte occidental del planeta, hemos dejado de creer en los sistemas sociales, políticos, filosóficos, económicos y de salud tradicionales.

Ya no tragamos las píldoras que contienen ideologías, promesas y esperanzas falsas.

Así mismo, tampoco creemos ya en los poderosos especialistas en esos temas, quienes -al fin mercaderes del miedo- nos amedrentan cuando deseamos vivir en libertad, pues su avaricia hace que pretendan continuar ilustrándonos, guiándonos y explotándonos, como si fuéramos ganado o niños exploradores con deficiencia mental.

Intentan continuar decidiendo por nosotros eternamente, acerca de lo que nos conviene, sobre lo que debemos hacer y lo que no, así como en lo tocante a lo que debemos pensar y sentir, con los propósitos de conservar y agrandar, tanto su riqueza, como su poder.

Como una reacción a nuestras actitudes nuevas, producen películas y libros de ciencia ficción, en los que nos presentan un futuro con el mundo devastado. Pretenden aterrorizarnos para que no busquemos el cambio y “mejor” conservemos las cosas como están. “Más vale malo por conocido, que bueno por conocer”, es el mensaje para mantenernos sumisos.

Hay quienes piensan que estos cambios se están presentando, porque los sistemas y sus “guías” han envejecido, se han vuelto obsoletos y ya no funcionan adecuadamente para satisfacer las necesidades de la población.

Esto es cierto, pero también es porque hemos surgido en el mundo una enorme red invisible de buscadores que promovemos los cambios positivos y estamos construyendo el futuro que deseamos.

3 comments to Los buscadores

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>